Noticias

VUELVE EL “CICLE GAUDÍ”

Descubre la programación del primer trimestre de 2019 del Cicle Gaudí

En 2019 arranca con tres propuestas del mejor cine catalán estrenado recientemente: El Fotógrafo de Mauthausen, Petra y Entre dos aguas. Estas son las películas escogidas por la comisión que programa el Cicle, formada por varios especialistas en el ámbito de la producción, la distribución, el ámbito universitario y la gestión que se han decantado por títulos que muestran la diversidad y riqueza imperante en nuestro cine.

ENERO 2019 / EL FOTÓGRAFO DE MAUTHAUSEN

En enero se proyectará El Fotógrafo de Mauthausen, película dirigida por Mar Targarona que cuenta con un elenco interpretativo encabezado por Mario Casas, Alain Hernández y Macarena Gómez. Este film pone de relieve la figura del fotógrafo catalán Francesc Boix que sobrevivió en el campo de concentración austríaco. Es un relato crudo y épico a la vez que explica la proeza de Boix para sacar miles de negativos del campo, un material que resultó determinante para condenar a altos cargos nazis durante el juicio de Nuremberg en 1946.

FEBRERO 2019 / PETRA

En febrero llega Petra, un largometraje de Jaime Rosales en el que participan Bárbara Lennie, Àlex Brendemühl, Joan Botey, Oriol Pla o Marisa Paredes. Se trata de una tragedia de aroma clásico que relata la historia entretejida de varios personajes que entrarán en una espiral de maldad, secretos familiares, muerte y violencia y en la que el destino acabará imponiendo su lógica cruel. La crítica ha reconocido unánimemente la película de Rosales como una de las producciones más destacadas del año.

MARZO 2019 / ENTRE DOS AGUAS

En marzo se proyectará el último filme del director gerundense Isaki Lacuesta Entre dos aguas, ganadora de la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián. Han pasado doce años desde La leyenda del tiempo, la película de Lacuesta cuando el Isra y el Cheíto (los dos hermanos protagonistas) eran adolescentes. A Entre dos aguas ya como adultos el Isra (sentenciado a prisión por tráfico de drogas) y el Cheíto (que se alistó en Infantería de la Marina) se reencuentran en San Fernando en busca de redención y con la necesidad de reconciliarse con su propia historia.